¿Es mejor alquilar un ordenador portátil o un ordenador de sobremesa?

Los ordenadores portátiles son aquellos que están compuestos por una sola unidad, y que son fácilmente transportables. Los ordenadores de sobremesa están compuestos habitualmente por una pantalla, un teclado, un ratón, y una CPU o torre que es donde se encuentra la placa base, el disco duro y otros componentes informáticos.

Actualmente, tanto una opción como la otra se han hecho bastante ligeras por la reducción del tamaño y peso de todos sus componentes. Llama la atención con respecto a los primeros ordenadores en el que sus componentes ocupaban una habitación completa. La tecnología alcanzada en la actualidad hace que cualquiera de nuestros teléfonos móviles tenga una capacidad de almacenamiento y cálculo astronómicamente superior a la de aquellos primeros ordenadores.

Los ordenadores portátiles se han convertido en la mejor opción tanto para un uso personal como profesional. Las ventajas frente a un ordenador de sobremesa son muchas, y las desventajas son cada vez menos notorias.

La potencia del ordenador portátil, importa

Hace unos años, la apuesta por un ordenador de sobremesa era las más factible porque la diferencia en potencia y rapidez entre ambos se hacía notoria. Hoy en día los ordenadores portátiles, como los que tenemos en alquiler en nuestra empresa, resultan tremendamente potentes para acometer cualquier tarea informática.

Nuestros equipos portátiles están equipados por un procesador i5. Los procesadores i5 son de los más rápidos que hay, y compaginan a la perfección la rapidez del procesador con el coste del mismo. Este equilibrio calidad-precio hace que el procesador i5 sea hoy por hoy la mejor opción para alquilar.

Además, las memorias RAM de 4 Gb de nuestros portátiles garantizan la agilidad y capacidad de trabajo multi-programa sin encontrar pausas o enlentecimientos incómodos para el usuario.

Si nos fijamos por lo tanto en la potencia, hoy en día un ordenador portátil no tiene nada que envidiar a un ordenador de sobremesa y son una muy buena opción para alquilar.

Los ordenadores portátiles facilitan la movilidad

Otra de las ventajas que tienen los ordenadores portátiles es su fácil movilidad. Esto es de especial interés en muchas empresas en donde el trabajo ha pasado a estar deslocalizado. Cada vez más las empresas empiezan a apostar por el tele-trabajo. No es necesario fichar en una oficina, sino que los trabajadores pueden trabajar desde sus propias casas, desde cafeterías, en el tren, o desde la oficina habitual. Esta versatilidad que favorece la conciliación familiar y laboral es muchas veces posible gracias a los ordenadores portátiles.

Si quieres el ordenador portátil para dar un curso en un aula, y que luego el aula se quede libre para otros eventos, la opción de un portátil es sin duda la mejor.

Por nuestra experiencia, montar y desmontar un aula con 20 ordenadores portátiles puede suponer unos 5 minutos de trabajo. Mientras que montar un aula de formación con 20 ordenadores sobremesa puede suponer fácilmente más de una hora de trabajo.

Tu portátil tendrá siempre lo que necesitas a mano

La otra gran ventaja de los portátiles es que siempre te garantizan que vas a tener a mano los programas que usas con frecuencia, en la versión en la que los usas. En ocasiones, cuando cambias de un ordenador de sobremesa de la oficina al ordenador de sobremesa de cada vas a ver que las diferentes versiones de los programas pueden hacer que descuadres textos, fuentes, o que no tengas el programa justo que necesitas para acometer una operación. Llevando siempre tu portátil no te encontrarás con estos problemas.

El tamaño del ordenador importa

Los ordenadores portátiles han tenido hasta hace poco la desventaja de tener pantallas más pequeñas. Sin embargo, en la actualidad un aumento en el tamaño de la pantalla de un portátil no necesariamente va a incrementar demasiado su peso, y puedes tener portátiles con una gran pantalla que te permitan trabajar, o incluso ver vídeos, con una calidad de imagen similar a la pantalla de un ordenador de sobremesa.

En nuestra empresa sabemos que nuestros clientes valoran que los portátiles ofrezcan una imagen elegante a las personas que los usan, y tengan un tamaño amplio de pantalla. Por eso los portátiles que alquilamos tienen pantallas de 17 pulgadas, que ese un tamaño perfecto para trabajar con ellos de forma cómoda igualando las ventajas a un sobremesa.

¿Cuándo elegir entonces un ordenador de sobremesa y no un ordenador portátil?

Las únicas veces en las que recomendaríamos alquilar un ordenador de sobremesa y no un ordenador portátil son estas:

  • Si los programas que vas a usar requieren realmente de una velocidad de procesador extrema que no esté disponible todavía en un ordenador portátil. Algunas empresas trabajan con programas muy avanzados de diseño gráfico o retoque de vídeos que requieren una velocidad extrema de procesamiento. La velocidad de un portátil todavía no se ajusta suficiente a estos requerimientos.
  • Si realmente vas a emplear pantallas muy muy grandes en las que ir ubicando diferentes elementos, o si por disfrutar de una película o de un videojuego en gran pantalla prefieres una pantalla de muchísimas más pulgadas.

Ofertas para alquilar un ordenador portátil en lugar de un ordenador de sobremesa

Si te decantas por alquilar un ordenador portátil, en nuestra empresa podemos proporcionarte un muy buen equipo que te proporcione un alto rendimiento. Actualmente tenemos una de las ofertas más competitivas del mercado con ordenadores portátiles nuevos que te proporcionarán una experiencia de usuario excelente